• masmudanzas@gmail.com

Volverse eficiente energéticamente

¿Sabías que en España las familias consumen alrededor del 30% de la energía del país? Así como lo oyes, esta energía se reparte entre lo consumido en el hogar y en el coche. Cabe destacar que España es uno de los países que pretende volverse eficiente energéticamente para 2020, con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes en 12,4% para este año.

Es importante resaltar que un hogar medio en España consume alrededor de 4000 kWh al año de electricidad, siendo así el área residencial uno de los puntos centrales al momento de buscar soluciones que promuevan el desarrollo y mejoramiento de la eficiencia energética.

volverse eficientes energéticamente, eficiencia energética, ahorro de energía

¿Cómo ser eficientes energéticamente?

Adaptar nuestros hábitos de consumo

Cada grado de temperatura representa una diferencia significativa en el consumo energético, haciendo importante mantener las temperaturas para el confort en las viviendas dependiendo de las estaciones del año. Una de las medidas para volvernos eficientes es evitando en gran medida las fugas de calor a través de puertas o ventanas.

De esta misma manera, en verano sería importante no permitir la entrada de calor desde el exterior usando la ventilación natural solo en horarios de menos calor y valiéndonos de elementos que bloqueen la incidencia solar en la estancia, como lo serían persianas y cortinas.

Otra de las maneras de volverse eficiente energéticamente es a través del uso adecuado de la iluminación, apagándola cuando no sea necesaria. Un ejemplo de ello sería aprovechar la iluminación natural que entra por las ventanas. Siendo importante también apagar la iluminación cuando abandonamos una estancia por un tiempo prolongado.

Por último, en cuanto a los aparatos y electrodomésticos (ordenadores, cargadores de móviles, televisores, etc.), lo más recomendable es desconectarlos de la red eléctrica cuando no se estén utilizando, disminuyendo así su consumo de energía.

Aun así, para muchas personas estas medidas no tienen tanta relevancia, sin embargo, es una de las maneras más efectivas de volverse eficiente energéticamente, ya que un cambio en los hábitos de comportamiento constituirá uno de los factores más importantes en el desarrollo y aprovechamiento adecuado de la energía a futuro.

Introducción de sistemas activos de gestión

El siguiente paso sería realizar inversiones económicas en el uso de medidas automatizadas relacionadas con la optimización del consumo energético, introduciendo sistemas de gestión de edificios.

Identificando los principales bloques consumidores de energía podemos implementar medidas para su adecuada gestión:

  • Climatización: Sistemas automatizados que programen un apagado de la climatización en horarios fuera de la jornada laboral.
  • Aprovechar la iluminación natural para optimizar el consumo energético.
  • Detección de ventanas abiertas para enviar la orden de apagado de la climatización.
  • Automatizar la apertura y cierre de ventanas para aprovechar la ventilación natural.
  • Condicionar el encendido de la climatización de una zona a la presencia de personas en ella.
  • Iluminación: Programación de un apagado general en horarios de desuso.
  • Regulación de la iluminación dependiendo de la luminosidad del ambiente, aprovechando al máximo la iluminación natural.
  • Aprovechamiento de la luz natural a través del uso de cortinas y persianas motorizadas, que identifiquen la época del año.
  • Ajustes en el nivel de luminosidad con la detección de presencia de personas.
  • Apagar circuitos de enchufes fuera del horario de uso.
  • Detección de posibles fugas, monitorizando el consumo de agua.
  • En el caso de sistemas de riego, impedir su activación con detectores de lluvia.

Renovación de equipamiento por otro de alta eficiencia energética

Cambiar los equipos de aire acondicionado y calefacción, implementando fuentes de energía renovable como la solar térmica o la geotermia.

Utilización de la iluminación LED.

Renovar electrodomésticos por otros más eficientes energéticamente.

Eficiencia energética: Ciudades y viviendas

Es bien sabido que las ciudades son las mayores productoras de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), sin embargo, existen opciones para reducir la huella ecológica global, partiendo de un desarrollo bajo en carbono y con el adecuado uso de las energías renovables.

Es importante destacar, que existen características que influyen de forma directa o indirecta en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), como lo sería: la ordenación del territorio, el urbanismo y las edificaciones, transporte y gestión energética de los servicios municipales.

Hoy en día la mayoría de los recursos de las ciudades españolas (energía, agua, materiales, alimentos) proceden de afuera y después de su consumo se transforman en residuos, tanto sólidos como líquidos y en emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Es por esto, que se hace esencial considerar el diseño de las ciudades, dotándolas de un urbanismo y edificaciones más eficientes energéticamente con el uso de las energías renovables, así también en cuanto al transporte público y el uso de medios no motorizados.

Si quieres saber más acerca de la eficiencia energética y sus innovaciones, accede a través de esta página.

Sostenibilidad: Arquitectura bioclimática

Es esencial al momento de reducir el impacto sobre el medio ambiente, ya que a través del diseño arquitectónico se busca optimizar en gran medida el uso de los recursos naturales y los sistemas de la edificación.

Aunque parezca un concepto o tendencia nueva no lo es en lo absoluto. Este tipo de arquitectura se basa en el diseño de edificios que aprovechen los recursos naturales disponibles, tales como el sol, la lluvia, el viento, la vegetación y teniendo en cuenta características climáticas como la radiación solar, dirección de los vientos dominantes y temperatura, logrando así edificios más eficientes energéticamente.

¿Cómo construir una vivienda bioclimática?

Actualmente una vivienda bioclimática puede llegar a ser sostenible totalmente, hablamos entonces de edificios 0 emisiones. Gracias a medidas tomadas en la construcción y el uso de la energía renovable, genera 0 emisiones de dióxido de carbono (CO2) y disminuye el consumo energético.

Para conseguir una vivienda de estas características debemos tener en cuenta

  • Ventilación correcta y aislamiento de los muros, para conseguir una mejor eficiencia y confort en cuanto a temperatura.
  • Integrar energías renovables, evitando así la contaminación y consumo de combustibles fósiles.
  • Orientación adecuada de la construcción, de modo que aproveche al máximo las horas de luz.
  • Reciclar todos los residuos posibles (basura orgánica y agua de la ducha para usarla en el riego).
  • Buen manejo de los colores tanto de techos como de paredes, los claros reflejan la luz y refrigeran los espacios, los oscuros absorben la luz, por lo tanto, el calor.

También puedes saber más sobre temas relacionados como las directivas de la eficiencia energética o su cálculo. Por último, puedes leer este artículo sobre la actualidad de la eficiencia energética. Además, en el vídeo puedes ver un edificio eficiente: