• masmudanzas@gmail.com

Modificar la potencia del contador para un coche eléctrico

Cuando adquirimos un coche eléctrico una de las preocupaciones más frecuentes es la relacionada con la factura de energía eléctrica. Pero después de esa, nuestro pensamiento se dirige a la posibilidad real de contar con la disponibilidad de potencia en nuestro contador. En España, las alternativas en cuanto a tarifas son extensas, múltiples y se adaptan a nuestras necesidades. A veces incluso podemos encontrar formas de recargar gratuitamente la batería, aunque no podemos depender solo de esto. Por eso, si no deseamos consumir más de lo normal, pensamos en modificar la potencia del contador para el coche eléctrico en casa.

modificar la potencia del contador para el coche eléctrico

¿Es realmente necesario modificar la potencia del contador para un coche eléctrico?

Inicialmente la respuesta es no. Es decir, no necesariamente, porque existen alternativas que puedes tomar en cuenta para lograr el efecto deseado de cargar la batería de tu coche. Esta acción no depende de una condición especial en tus tarifas porque estos vehículos cargan con un plan básico. Lo importante es asumir que requieres de algunas informaciones que te brindaremos en esta entrada.

Consumo promedio para coches eléctricos

El asunto va de tarifas. En el primer tramo, para un recorrido aproximado de 100 Km, el coste sería de 2.95 euros. Es decir, para llegar a hacer un viaje de mucho más de cuatro horas solo necesitamos esa cantidad. Pero la misma, baja sustancialmente si deseamos mejorar el rendimiento con tarifas más económicas.

En efecto para tarifas de máximo rendimiento que si requerirían de una modificación de tu contador, se puede llegar a 1.05 euros. Una rebaja sustancial, pero relacionada con cambios en los hábitos de consumo y con una solicitud de tarifa que puede afectarte en otros ámbitos.

modificar la potencia del contador para el coche eléctrico

Entonces, si no cambio la potencia de mi contador, ¿en qué debo pensar primero?

Si ajustamos nuestras necesidades de consumo en relación con nuestro automóvil, establecemos un control relacionado con una necesidad como la movilización. Por ello, resulta esencial identificar nuestros requerimientos en este aspecto. Una vez que están determinadas, podemos pensar en las alternativas.

Problemas asociados a la recarga de tu coche eléctrico

La recarga es una actividad necesaria pero esporádica, a menos que tengas un uso muy frecuente de tu vehículo. Por ello es necesario asumir que el consumo no debería ser muy alto, es decir, la pregunta sería: ¿Realmente necesito cambiar mi plan y potenciar mi contador? A esto se suma el hecho que estamos comenzando un tránsito accidentado en el inicio, sobre todo con la disponibilidad de puntos de recarga. Así, es un punto importante la velocidad de carga que logras en el contador de tu hogar. Sin embargo, la diferencia termina siendo de euros más que de otra cosa.

Una vez que sé lo que quiero, ¿Qué alternativas tengo?

Ya entendimos que no es necesario un cambio de tarifas o una modificación de equipos. Así mismo existen posibilidades para lograr un mejor desempeño en nuestra factura de energía y en la relación con el proceso de recarga de nuestro automóvil. Lo esencial es establecer una rutina en función de nuestras condiciones de uso para el coche eléctrico, ya que puede suponer una oportunidad económica de futuro, así como una forma de reducir la huella de carbono.

Cargar en casa

Es la opción más común y utilizada. La potencia de nuestro contador aun en los planes más básicos es suficiente y si tenemos a disposición una conexión adecuada. En este caso, la recarga va a ser imputada directamente a nuestra factura como un consumo más de nuestro hogar.

Garaje comunitario

Viendo el desarrollo mundial de los coches eléctricos, esta es una opción para aquellas personas que cuentan con una plaza en un garaje comunitario. Para estos casos, la instalación del módulo de recarga, solo debe ser notificada a los vecinos con quienes comparte el espacio. El contador será adaptado para llevar la información de consumo a la factura y no deberás cambiar la tarifa tampoco en este caso. Sin embargo existen otras alternativas. Una línea nueva con un consumo diferenciado. O un gestor de carga. Se coloca una misma línea para varios coches pero con un punto de recarga individual, la factura es común pero el consumo puede individualizarse.

Instalación de puntos de recarga específicos

Para el caso que deseemos individualizar nuestro consumo en función del coche eléctrico, disponemos de una alternativa eficaz. Se trata de instalar un punto de recarga en nuestra vivienda particular. El coche no se conecta a la toma convencional, sino a una específicamente diseñada para el automóvil. Estos puntos de recarga son mucho más efectivos para lograr carga completa en menos tiempo.

Este tipo de instrumentos nos permiten reconocer el impacto de nuestro coche y su carga en la factura de energía. Para estos casos, es aconsejable que el plan de energía contratado, se ubique en los de ahorro por horario. Esto se debe fundamentalmente a que la mayoría de las personas cargaran sus coches en horas muertas, es decir, por la noche. Entonces lo ideal es combinar nuestro descanso y del coche con la tarifa de menor impacto económico.

Otros aspectos de la recarga

Con la finalidad de realizar la tarea de recargar el coche eléctrico, es necesario que tengamos en consideración el tiempo de recarga, porque esto también puede afectar nuestra factura, así como la decisión en torno a cambiar nuestro plan y por lo tanto modificar el contador. Existen tres tipos de carga: larga (5 a 8 horas), media (1 a 1 y media horas) y súper rápida de 30 minutos.

Carga lenta

Cuenta con estas características: 230V, 16A y con 3,6kW, con una corriente alterna monofásica. Es una carga confiable y de bajo impacto en tu contador.

Carga Media

La carga media es de 63A y de 22 a 43kW, requiere corriente trifásica alterna de 400V. Este tipo de carga es más costosa y no es para uso doméstico.

Carga súper rápida

Supone una corriente alterna, 500V, hasta 250A y 220kW, pero es mucho más costosa, requiere de un ajuste de tu contador y no es completa, solo alcanza a un 80% en su mejor presentación, lo que puede resultar inconveniente si lo consideramos desde el punto de vista de las veces que debes recargar.

Si quiere saber más sobre la recarga de coches eléctricos, visualiza este vídeo: