• masmudanzas@gmail.com

La energía autónoma de los coches eléctricos: todo lo que debe saber

Las nuevas tendencias energéticas se dirigen fundamentalmente a un consumo consciente de recursos. No se trata de modas, es simplemente una responsabilidad con el futuro. En este caso, una posibilidad cierta de energía autónoma es el coche eléctrico, que representa una oportunidad para la gestión señalada. En efecto, contar con un coche eléctrico disminuirá el impacto de diversos elementos negativos de las energías convencionales e incrementa el rendimiento económico.

Energía Autónoma Coche Eléctrico

Energía autónoma del coche eléctrico: siguiendo una ruta responsable

En el caso de un consumo energético consciente, se ha podido establecer una tendencia a energías alternativas. Ahora, si sumamos este concepto al de la movilización en una Europa que tiende a la globalización intensa, nos encontramos con un espacio para la energía autónoma a través del coche eléctrico.

Amigable con el ambiente

Hoy en día, no se trata solo de una actitud positiva con el ambiente, sino de una necesidad para el ciudadano promedio. Ahora te explicaremos las alternativas para acceder a este tipo de energías, y las herramientas básicas de uso y aplicación.

Energía autónoma, ¿qué es y cómo se relaciona con un coche eléctrico?

La energía autónoma hace referencia a un tipo de generación energética producida por medios alternativos. La misma es el resultado verificable de una fuente renovable disponible en ámbitos domésticos. Además, mantiene la idea de un proceso más económico y sustentable. En España, puede relacionarse con casos como la disponibilidad de dispositivos para su uso en coches eléctricos. Pero en el caso específico de su uso doméstico, hablamos de alternativas directas, destinadas a ofrecer comodidad.

La electricidad no es la única energía autónoma

El coche eléctrico se refiere a un vehículo que igualmente debe basarse en el contexto de la energía autónoma y sustentable. La misma puede encontrarse en diversas presentaciones, dispuestas según las necesidades de cada consumidor. En la actualidad, la tendencia es el coche híbrido pero lentamente, se impondrá un modelo de energía autónoma para coche eléctrico.

Ventajas de la energía autónoma en un coche eléctrico

En primer lugar, se trata de un uso consciente, sustentable y eficiente de recursos, no solo energético, sino humano. Para las personas, un tipo de locomoción basado en comodidad y disponibilidad energética, les brindan un soporte económico y social. La tendencia evidente es a este tipo de automóviles. Probablemente en el 2030, coincidirá la disminución de emisiones por combustibles fósiles con el incremento de este tipo de locomoción, hasta en un 30% del total general de coches.

Este tipo de coches, basados en energía autónoma, disminuyen los costes por búsqueda y confiabilidad de proveedores. Esto se debe fundamentalmente a la capacidad de las baterías para recargarse directamente en el hogar o en fuentes domésticas y comunitarias. Sin embargo, no se debe olvidar que la potencia del contador al cargar la batería es un detalle a tener en cuenta, pudiendo tener que llegar a modificar dicha potencia.

Los costes asociados se ven disminuidos

Por otra parte, el coche eléctrico, disminuye otro tipo de costes asociados, como los relacionados con el mantenimiento y reposición de partes. Los motores de este tipo de automóviles son sumamente sencillos, basados en tecnologías de bajo mantenimiento y de desgaste limitado. En un momento determinado, resultará más económico comprar una unidad que sustituir las piezas, creando un mercado de autos sumamente económicos.

El desarrollo tecnológico se basa en un contexto de incremento de la capacidad de las baterías de ion litio. Según informes de la industria, este tipo de instrumento reducirá sus costos en un 43% para la década del 2030. Esto en relación con el costo de acumular un kW/h es de 239.5 euros, que para el 2030 será de 88.7 euros. Así mismo, la capacidad de almacenaje se incrementara desde 300 Wh/litro en la actualidad hasta 545 Wh/l en 2030. Como ves, representa toda una posibilidad incluso de inversión bursátil.

Desventajas de la energía autónoma en un coche eléctrico

Tenemos que hacer un esfuerzo para encontrar verdaderas desventajas comparativas, pero indiscutiblemente las hay. La primera se refiere a la carencia actual de fuentes de recarga para este tipo de vehículos. Los mismos se encuentran en periodos de prueba y su autonomía real, todavía está un poco en discusión.

El impacto sobre la industria automotriz convencional, así como sobre la competencia con el auto híbrido, puede representar problemas de orden macroeconómico. Las inversiones en este tipo de tecnologías sustentables, disminuyen lo que vamos a gastar en reposición. La misma es una columna básica de la industria automotriz actual.

Sobre los requerimientos energéticos

Otra desventaja posible son los requerimientos energéticos para un uso masivo de coches eléctricos basados en energía autónoma. El impacto será indiscutible debido a su carácter doméstico y local. Imaginemos una comunidad en la que la mayoría de las personas cuenten con este tipo de auto. Solo pensemos en la necesidad energética dada en un momento determinado, sobre todo en hora punta. Además, la relación actual de costo beneficio, no es positiva por ahora, no olvidemos esa frase.

Alternativas actuales

Adquirir un coche eléctrico de energía autónoma, no es una tarea sencilla en la actualidad. Sin embargo, existen algunas alternativas en el mercado que pueden interesarte. Puedes revisar aquí, la situación de los vehículos eléctricos. En España tenemos un total de 12.000 de estos coches. No es un gran número, pero si es el comienzo de una tendencia.

Nissan Leaf

Este modelo de Nissan es cómodo, de diseño moderno y confortable, de poco mantenimiento y sobre todo muy fácil de recargar. Además cuenta con una autonomía relativamente extensa de 110 Kw para 270 kilómetros en ciclos combinados. La batería es de 40 Kw. Su precio base es de alrededor de 32.000 Euros.

Peugeot ION

Pequeño, fácil de manejar, una referencia en la búsqueda de cumplir con el compromiso moral que implican las energías alternativas. Su alcance es de 150 Kilómetros en recargas para su batería estabilizada y optimizada para mejorar rendimiento. Este Peugeot cuesta 26.450 euros.

Tesla model S85

Sus usuarios lo consideran un vehículo de línea elegante, es un coche muy bien logrado estéticamente. Es el más vendido a nivel mundial entre los coches eléctricos de energía autónoma. Su lote de baterías, aporta 310 Kw con 502 km de autonomía. Presenta una desventaja apreciable en el coste de reposición de baterías sumamente pesadas, pero Tesla se empeña en mejorar. Su precio actual: 76.100 euros, es toda una inversión, pero si deseas lujo, este coche lo tiene.

Como puedes observar, existen alternativas para todos los gustos y bolsillos. Lo esencial en este caso, es comprender que el coste a mediano plazo, sobre todo en combustible, se incrementará, por lo que será prioritario, avanzar hacia esta modalidad de vehículos y de energías autónomas además de ser sustentables.