• masmudanzas@gmail.com

Definición de eficiencia energética: nuestro archivo completo

Generalmente, muchas personas creen que ahorrar energía y continuar disfrutando de cierto confort en nuestro hogar son dos acciones incompatibles. Es por ello que para tomar decisiones más beneficiosas en el área del consumo de energía, es preciso conocer a fondo la definición de eficiencia energética y la instalación.

Definición eficiencia energética

Una definición de eficiencia energética: ¿Que implica?

En los últimos años hemos venido enfrentando serios problemas con respecto a la preservación del medio ambiente, por lo que muchos organismos se han encargado que enseñar las formas más factibles para evitar una catástrofe natural en el futuro, que al mismo tiempo, nos afecte de una manera irremediable.

Una adecuada definición de eficiencia energética no puede estar completa si no le atribuimos una gran importancia, dada la magnitud de lo que implica y de lo que puede suceder si antes no comenzamos a generar mayor conciencia medioambiental.

Así, cuando intentamos buscar una definición de eficiencia energética apropiada, nos referimos a la puesta en práctica de una estrategia: reducir o mantener estable nuestro consumo de energía, sin que esta interfiera en nuestro desarrollo económico.

El desarrollo económico puede entenderse como el conjunto de actividades que necesitamos llevar a cabo cada día, con la finalidad de mantener o aumentar el bienestar económico de un país. Estas actividades, por supuesto, requieren del consumo de recursos naturales y de energía que bien pueden llegar a su punto final si antes no tomamos acciones favorables.

Acciones para reducir el consumo

En este sentido, poner en práctica el conjunto de acciones que permitan reducir el gasto de energía y recursos, como por ejemplo, reciclar, utilizar productos no contaminantes, entre otros, sin dejar de lado nuestra calidad de vida, es el gran reto al que se enfrenta la eficiencia energética.

La clave del asunto es aumentar las riquezas o bienes de un país manteniendo o reduciendo la cantidad de energía necesaria para llevarlas a cabo, lo cual, muchas veces supone un gran problema, dado que es mucho más barato producir productos a partir de recursos no renovables.

¿Por qué es tan problemático poner en práctica la eficiencia energética?

El objetivo que se espera alcanzar con la implementación de la eficiencia energética, es que los seres humanos puedan habituarse a consumir la energía que realmente necesita en sus hogares, de manera que poco a poco esta costumbre pueda abrirse paso en otros ámbitos.

Y es que el problema se trata simplemente de un poder de decisión, dado que aún encontramos en el mercado muchos productos que al leerse en sus especificaciones, no contribuyen al ahorro energético de manera eficiente, debido a que es mucho más barato optar por el que no lo es.

Este problema también se presenta, por ejemplo, en otros productos eléctricos como las bombillas comunes y las bombillas que iluminan con la tecnología LED.

¿Cuáles son sus beneficios?

Uno de los impactos positivos de la eficiencia energética, es que al reducir su consumo, también se reducirán los gastos monetarios que se invierten en ella, este impacto es más destacable cuando países en vías de desarrollo deben importar los recursos naturales para su producción.

Otro de sus beneficios radica en que al disminuir la necesidad de mayores cantidades de recursos naturales para la producción de energía, esta generará menor emanación de gases de efecto invernadero que puedan afectar a la estabilidad climática de nuestro planeta.

Al ser la eficiencia energética un problema de todos, es decir, un problema que se pretenda solucionar a escala global, entonces podremos asegurarnos un mejor futuro adoptando sus medidas ecológicas, y con ello la conservación de nuestros recursos naturales.

¿Cómo podemos promover la eficiencia energética en nuestros hogares?

Una vez hemos comprendido lo qué es eficiencia energética, cuáles son sus efectos sobre el desarrollo económico de un país y su impacto ambiental, seguramente nos preguntaremos, ¿cómo podemos comenzar a contribuir para lograr esta meta?

Por supuesto, para comenzar a apreciar el cambio, primero debemos modificar nuestros hábitos de consumo en nuestra vivienda, y si tenemos pequeños en casa, pues no estaría mal enseñarles estas costumbres, con la finalidad de asegurar que en el futuro podamos tener consumidores responsables y mucho más conscientes.

Ahora, vamos a presentarte algunos tips o trucos que puedes emplear en tu hogar para ahorrar energía, y también dinero en tu próxima factura de servicios básicos, como el gas natural, la electricidad y el agua.

Una forma tecnológica y eficiente de ahorrar energía es instalar en nuestros hogares detectores de movimiento, para que estos enciendan y apaguen las luces de manera automática.

Verifica que tu vivienda cuente con una instalación eléctrica en buen estado para evitar derroches innecesarios de energía, lo que conduce a un mayor gasto monetario, y también a una vivienda vulnerable a los cortocircuitos.

Apaga los electrodomésticos que no uses, no solo para ahorrar energía, sino también para alargar su tiempo de vida útil.

Reemplaza las bombillas comunes por las que están hechas con tecnología LED.

Cuando compres un nuevo aparato electrodoméstico, verifica si posee eficiencia energética en su etiqueta.

Aprovecha el calor resultante de la hornilla y apaga la cocción de tus alimentos al menos 5 minutos antes de finalizar esta. Añade una tapa a la olla para que la cocción sea mucho más rápida, de manera que puedas ahorrar gas y ganar tiempo.

Usa un medidor de consumo para monitorear tus gastos y te sirva de guía a la hora de identificar en qué gastas más energía y cómo brindarle una solución.

Regula el termostato de tu refrigerador dependiendo del clima exterior. Si estás en una temporada de calor, puedes colocarlo entre 3 y 4. Si el clima es frío, entonces podrás regularlo entre 2 y 3.

No introduzcas alimentos calientes dentro de tu refrigerador, ya que provocará que este necesite de mayor energía para estabilizarse. Procura no abrir el refrigerador más veces de las necesarias.

¿Cómo se encuentra la eficiencia energética en nuestro país?

Según el informe RISE (Regulatory Indicators for Sustainable Energy) elaborado por el Banco Mundial, España está ubicada en el lugar número 22 de los 111 países que fueron parte del estudio.

Esto demuestra que aún queda camino por recorrer para lograr ser parte de un mundo sostenible, donde hasta ahora ha aumentado su eficiencia energética en un 9%. Por supuesto, esto no se trata de competitividad, sino de asegurarnos un futuro mejor.

Finalmente, puedes conocer las políticas de eficiencia energética en nuestro país haciendo clic aquí. No dejes de ser parte de la iniciativa.

En el video, más sobre la eficiencia energética: